lunes, 8 de abril de 2019

PEDALES CHINOS PARA KAYAK



Un año va a hacer en este mes de abril de la adquisición de mi kayak a pedales Octopus. Bastante he hablado del casco y ahora, tras un prudente tiempo en el que como sabéis los he gastado bastante, hay que hablar de los pedales.
Un sistema de propulsión novedoso para mí que me ha devuelto la ilusión y las ganas de meterme en el agua cuando cada vez me daba más pereza.
La comodidad de tener las manos libres te da  más posibilidades en el apartado de pesca. Además se aprovecha mucho más el tiempo.

Adquirí el kayak tras una breve prueba del kayak del mismo modelo que me prestó Vicente. Unas pocas pedaladas me sirvieron para decidirme. Sin haber probado nunca ningún kayak a pedales americano, vi que estos pedales daban lo suficiente para mi.

Me mantuve con las aletas originales hasta que, tras alguna prueba "con pinzas" vi que intercambiando éstas por unas americanas que me prestó Ramón podía sacar mejor rendimiento. Así, en el mes de septiembre y tras comprobar que las gomas de José Luís encajaban perfectamente en la maquinaria china, me decidí a comprar las nuevas aletas turbo (las nuevas las podéis identificar por ser de dos colores, formando puntas).

Hablemos de la maquinaria china. Tras un año de funcionamiento, tres despistes saliendo del agua sin quitar los pedales, algún que otro golpe contra alguna piedra y rama, etc, como podéis ver, se mantiene en perfectas condiciones. Sin rastro de oxido, sin ningún problema aparente. Tan solo notaba que uno de los brazos tenía un pelín de juego, que el otro día me di cuenta que simplemente había que apretar un poco el tornillo que lo sujeta.
También, una de las gomitas que mantienen el sujeta pie en la posición ideal receptora, se ha roto, pero bueno, una chorradita, se intercambia y ya está.

Respecto a las aletas. Las aletas originales chinas se ven quizás algo más blandas en su parte de salida del agua. Las americanas quizás tenga algo más de cuerpo en esa zona. Noto que las nuevas americanas me cogen más agua, a pesar de ser tan solo un pelín más grandes, como se puede apreciar en la foto y su construcción y material le dan algo más de "calidad" a la pedalada.
En todo caso, como digo, no es una diferencia  determinante, y las aletas originales dan un rendimiento suficiente.

En cuanto al mantenimiento el primer día me dediqué a meter grasa en todo lo metálico, engranajes, cadenas, tornillería, etc para crear una capa protectora. Después, y en el día a día y tras varios cambios, me gusta poner un poco de grasa de  litio en los engranajes, cada dos o tres salidas. En la cadena antes ponía lubricante, ahora no pongo nada y la cadena sigue nueva. Eso sí, tras cada salida, siempre enjuago perfectamente los pedales con agua dulce y les intento sacar todo lo que puedo el agua. En casa ya se acaban de secar del todo.
Cada 5 ó 6 días de pesca, voy al lavadero y a presión quito los restos que puedan quedar de grasa y le vuelvo a poner nueva.

Resumiendo, una apuesta arriesgada en su momento pero que, tras un año de uso, sigo contento con la máquina.

Os adjunto a continuación unas cuantas fotografías.

Saludos.
"pescaatot"
---------------------------------

Conjunto original. Se observa alguna pequeña rajita en las gomas, ocasionadas, tal vez, por las conchas de las almejas al haber atrastrado los pedales por la playa sin haberlos quitado del kayak.

Momento en el que se procede a la prueba de encaje de las nuevas aletas americanas.

Estado actual de los pedales. Se puede observar su buen estado tras un año de uso.













2 comentarios:

javierrr dijo...

Muy interesante. Gracias ¡

pescaatot dijo...

Gracias, Javier, un saludo ¡¡